Dedíquense a la Oración

spurgeonDediquen siempre tiempo a la oración, y den gracias a Dios.
(Colosenses 4:2)

Es interesante notar la gran porción de la Palabra sagrada de Dios dedicada al tema de la oración, ya sea dándonos ejemplos a seguir, exigiendo obediencia a su verdad o declarando promesas relacionadas con ella. Apenas abrimos la Biblia, nos encontramos con: «Desde entonces se comenzó a invocar el nombre del SEÑOR» (Génesis 4:26), y justo antes de acabar el bendito libro, llega hasta nuestros oídos el «amén» (Apocalipsis 22:21) de una petición cargada de propósito.
Los ejemplos son inagotables. En este libro encontramos a un Jacob que lucha (Génesis 32:22-32), a un Daniel que oraba tres veces al día (Daniel 6:10) y a un David que clamaba a su Dios con todo su corazón (Salmo 55:16; 86:12). Vemos a Elias en la montaña (1 Reyes 18:16-46) y a Pablo y a Silas en la cárcel (Hechos 16:16-40). Encontramos infinidad de mandamientos e innumerables promesas.
¿Qué nos enseña esto, aparte de la sagrada importancia y la necesidad de la oración? Podemos estar seguros de que cualquier cosa que Dios haya destacado de forma prominente en su Palabra, es porque él anhela que sea llamativamente notoria en nuestra vida. Si él dice tanto sobre la oración es porque sabe cuánto necesitamos de ella. Nuestras necesidades son tan profundas que no debemos cesar de orar hasta que estemos en el cielo.
¿Crees que no tienes necesidades? Entonces me temo que no conoces tu verdadera pobreza. ¿No sientes el deseo ni la necesidad de hacerle peticiones a Dios? Entonces que Dios, en su inmensa misericordia, exponga tus miserias porque ¡un alma sin oración es un alma sin Cristo!
La oración es el balbuceo entrecortado del niño que cree, el grito de guerra del creyente que lucha y el réquiem del santo agonizante que se duerme en los brazos de Jesús. Es el aire que respiramos, es la clave secreta, es el aliento, la fortaleza y el privilegio de todo cristiano. De modo que si eres un hijo de Dios, buscarás el rostro de tu Padre y vivirás en el amor de tu Padre.
Ora pidiendo que en este año puedas ser santo, humilde, devoto y diligente; que puedas tener una comunión más cercana con Cristo y que ingreses con frecuencia al salón del banquete de su amor. Ora para que puedas ser un ejemplo y una bendición para los demás, y que puedas vivir más y más para la gloria de tu Señor.
Que nuestro lema para este año sea: «Dedíquense a la oración»

(Por Charles Spurgeon)

No Hay Restauración Sin Liberación

bosquejos1BOSQUEJO DEL ESTUDIO

I. Dios cumple sus promesas al pie de la letra
    (Isaías 44:28; 45:4; Jeremías 25:11)
A. Cumplimiento de una profecía de 150 años (Isaías 44:28; 45:4)
B. Dios castiga pero también restaura al que se arrepiente
(Jeremías 25:11)

II. Los reinos del mundo le pertenecen a Dios (Esdras 1:1-4)
A. Dios hace que hasta los más grandes se le sometan (1:1,2)
B. Dios da libertad para que el pueblo le adore (1:3,4)

III. Dios obra para que su pueblo se levante y le sirva (Esdras 1:5-11)
A. Cuando el pueblo obedece a Dios los recursos abundan (1:5,6)
B. Dios devuelve las bendiciones perdidas (1:7-11)

(Estudios "Senda de Vida")

Oración 01-01

OracionDiaria1DIOS CONOCE ÍNTIMAMENTE
EL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO.
TAMBIÉN SABE CÓMO CURARLOS
YA QUE ÉL ES QUIEN SATISFACE
NUESTRAS NECESIDADES.

Señor, no quiero ser como los que iban por el camino hacia Emaús y mantuvieron cabizbajos cuando les preguntaste: «¿,Qué vienen discutiendo por el camino?» Ellos contestaron: «Nosotros abrigábamos la esperanza de que era él quien redimiría a Israel» (Luc. 24:17,21).

No entendían que la cruz debía venir antes que el reino. ¡Que tontos eran! Precisamente, la muerte que los había llevado a la desesperación, representaba la esperanza más grande de todos los tiempos.

Señor y Dios, te pido perdón por cada vez que te he culpado de mi desesperación. Tú eres el Dios de la esperanza. Tú eres la Esperanza Bendita.

(por Beth Moore)

Cuando Solo Hay Silencio

20121216

Cuando Solo Hay Silencio

[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-001.jpg]1220
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-002.jpg]190
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-003.jpg]100
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-004.jpg]60
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-005.jpg]40
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-006.jpg]50
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-007.jpg]50
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-008.jpg]60
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-009.jpg]50
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-010.jpg]60
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-011.jpg]40
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-012.jpg]30
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-013.jpg]30
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-014.jpg]20
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-015.jpg]20
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-016.jpg]30
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-017.jpg]30
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-018.jpg]20
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-019.jpg]20
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-020.jpg]30
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-021.jpg]20
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-022.jpg]20
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-023.jpg]20
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-024.jpg]10
[img src=http://miredentorvive.com/wp-content/flagallery/20121216/thumbs/thumbs_2012-12-16-cuando-solo-hay-silencio-025.jpg]20

Fe Que Vence

abrahamAbraham se levantó muy de mañana, ensilló su asno, tomó consigo a dos de sus siervos y a Isaac, su hijo. Después cortó leña para el holocausto, se levantó y fue al lugar que Dios le había dicho. Génesis 22.3

La fe debe ser una de las cualidades que distingue al siervo del Señor. Existe en el pueblo de Dios, sin embargo, bastante confusión acerca de este tema. Para muchos la fe no es más que un deseo de que las cosas salgan bien. Es la esperanza de que las circunstancias se resuelvan favorablemente y que las dificultades no nos afecten demasiado. Una exhortación que escuchamos con cierta frecuencia en la iglesia es la de hacer las cosas con más fe, lo que delata una convicción de que la fe se refiere a manifestar mayor entusiasmo en los emprendimientos.

El versículo de hoy nos da una clara idea de que la fe es algo enteramente Sigue leyendo