Nuestro Señor Jesús no murió en vano

spurgeon“Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje.” Isaías 53:10.

Nuestro Señor Jesús no murió en vano. Su muerte fue expiatoria: Él murió como nuestro sustituto, porque la muerte era el castigo por nuestros pecados; y debido a que Su sustitución fue aceptada por Dios, Él ha salvado a aquellos por quienes puso Su vida en sacrificio. Por la muerte se volvió como el grano de trigo que lleva mucho fruto. Debe haber una descendencia de hijos para Jesús; Él es “el Padre eterno.” Él dirá: “Yo y los hijos que me dio Jehová.”
Un hombre es honrado en sus hijos, y Jesús tiene Su aljaba llena de estas saetas de los valientes. Un hombre es representado en sus hijos, y así es representado el Cristo en los cristianos. La vida de un hombre parece ser prolongada y extendida en su simiente; y así la vida de Jesús es continuada en los creyentes.
Jesús vive, pues ve a Su linaje. Él fija Sus ojos en nosotros, se deleita en nosotros y nos reconoce como el fruto del trabajo de Su alma. Debemos alegrarnos porque nuestro Señor no cesa de gozar el resultado de Su terrible expiación, y porque nunca dejará de deleitar Sus ojos en la cosecha de Su muerte. Esos ojos que una vez lloraron por nosotros, ahora nos miran con placer. Sí, Él mira a aquellos que lo miran a Él. ¡Nuestros ojos se encuentran! ¡Cuán grande gozo es este!

(Por Charles Spurgeon)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
http://miredentorvive.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif